Mª del Mar de la Cruz. Día de la mujer

La figura de la mujer ingeniera en el sector eléctrico. Entrevista a Mª del Mar de la Cruz

El pasado viernes celebrábamos el día mundial de la eficiencia energética y hoy, como día conmemorativo a la mujer, entrevistamos a nuestra compañera Mª del Mar de la Cruz, Ingeniera Técnica Industrial en Electricidad y responsable de nuestro departamento de eficiencia energética, dentro de Electrofil SUMA.

¿Por qué decidiste estudiar Ingeniería Técnica Industrial en Electricidad?

Siempre me ha llamado la atención todo lo relacionado con la energía.

En bachillerato mi asignatura preferida era tecnología, me encantaba construir cosas. Recuerdo que en algunas ocasiones realizábamos proyectos relacionados con la electricidad y era con los que más disfrutaba. También estudiaba matemáticas y física, que me gustaban mucho, y dibujo técnico se me daba genial, por ello cuando llegó la hora de decidir mi futuro lo tuve claro: una ingeniería era lo mío, y sabía que la eléctrica era la elección perfecta.

Una vez comencé en la Escuela de Ingeniería, supe que estaba en lo cierto porque disfrutaba con las asignaturas. En tercer año había un par de ellas que se enfocaban en “la vida real”, lo que podría ser mi pan de cada día una vez saliese al mundo laboral. En una de ellas tuve que realizar las instalaciones eléctricas de un edificio completo, desde la línea de alta tensión hasta la elección de las lámparas que fuese a colocar, fue mi asignatura preferida y me ayudó a afianzarme en la idea de que ese era mi futuro profesional ideal.

Según datos de la Real Academia de Ingeniería de España (RAI), sigue existiendo sesgo de género en las carreras técnicas en España ¿qué opinas sobre ello?, ¿crees necesario el refuerzo de vocaciones orientadas a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en las mujeres?

Totalmente, hay que inculcarlo y se le debe dar más apoyo y visibilización a las posibilidades y el desarrollo de estas ramas en el ámbito femenino. Cuando yo estudiaba éramos “las raras”, cualquier mujer que estudiase algo relacionado con la ciencia, tecnología o ingeniería lo era.

En Ingeniería estaba más acentuado aún. Cuando entré éramos más de 100 alumnos y estábamos solamente 4 chicas en clase, increíble, ¿verdad?. Posteriormente esta cifra ha aumentado levemente, pero sigue siendo insignificante con respecto al porcentaje masculino.

Quizás esto hoy día suene raro, pero si nos remontamos 10 años atrás el concepto “ingeniería” se relacionaba profesionalmente con la figura del ingeniero, en masculino, esto también es algo que poco a poco está cambiando, pero socialmente hay mucho trabajo que hacer y la implicación de las administraciones para que ello avance y las nuevas generaciones de mujeres opten por estudios STEM es fundamental.

Con respecto al sector eléctrico, ¿cómo ha evolucionado el papel de la mujer ingeniera dentro del mismo?

Si retrocedemos unos años atrás, sin irnos muy lejos, nos encontramos con que prácticamente todas las figuras en el sector eran masculinas: instaladores, ingenieros, comerciales… Hoy día sigue siendo un sector muy masculinizado, sin embargo, el género femenino cada vez está más presente, tanto en el puesto de ingeniera, como en el comercial.

Con respecto a la figura del instalador, aunque actualmente siga siendo mayoritariamente masculina, sí que tengo esperanza de que poco a poco vaya cambiando, aunque desgraciadamente la evolución en este ámbito es muy poco palpable.   

¿Qué tipo de proyectos y retos abordas en tu día a día?

Dentro del departamento de SUMA, mi puesto está en la división de eficiencia energética. Me dedico a desarrollar proyectos relacionados con la iluminación: estudios de iluminación interior, exterior, viales, deportivas… siempre traspasando de iluminación tradicional a LED.

Uno de mis últimos proyectos consistió en el cambio de iluminación de una vía pública. En estos casos se realiza un estudio de la tipología de la vía, y en función de cómo estén colocadas las luminarias o la geometría que tenga la calle, averiguamos cuál es la luminaria que mejor va a funcionar sin desperdiciar energía y cumpliendo la normativa.

Otro proyecto que supuso todo un reto para mí fue el cambio de campanas en una nave de una empresa logística. En este caso el cliente quería evitar todo el cableado posible y que cada campana tuviese un sensor de detección de movimiento. El ahorro energético en este proyecto fue considerable, ya que además del cambio a led, la detección de movimiento en una nave de estas características supone un descenso considerable de la energía consumida en el día a día.

¿Qué es lo que SUMA y, en concreto, el Dpto de eficiencia energética aporta a la disminución de la huella de carbono?

Todas las soluciones que se diseñan y se aportan desde la división de eficiencia energética son soluciones que van encaminadas a una reducción de consumo y, por ende, una reducción de las emisiones de gases efecto invernadero, CO2…

Estamos en plena trasformación digital, lo que supondrá un fuerte cambio para un sector tan asentado como el eléctrico ¿crees que los perfiles profesionales cambiarán?

Los perfiles profesionales tienen que cambiar y tendrán que cambiar conforme a la formación que se vaya recibiendo desde las Escuelas Técnicas en el ámbito de la Ingeniería. Las nuevas generaciones tendrán que ser más capaces, más tecnológicas, digitales y encaminadas a la industria 4.0 y, por supuesto, a todo lo relacionado con la revolución que el sector está manteniendo con respecto a las Tic’s.

Sin embargo, no creo que ello afecte a la evolución y desarrollo de la mujer en el sector. La figura femenina se irá apreciando cada vez más, pero muy poco a poco, y seguirá predominando por mucho tiempo la masculinización del sector.

Almacén Electrofil Badajoz
ÁREA CLIENTES
Translate »